Importancia del desarrollo agropecuario en Europa

Las actividades relacionadas a la producción de alimentos siempre han sido una de las más importantes para el ser humano, ya que estas resultan imprescindibles para el desarrollo y supervivencia de las personas, es por este motivo que el sector agropecuario juega un papel fundamental en todas partes del mundo desde hace mucho tiempo. 

Es importante mencionar que el ámbito agropecuario se divide en dos sectores, la producción animal el cual está relacionado a la ganadería, y a la cría, lo que permite generar una inmensa cantidad de alimentos incluyendo múltiples tipos de carnes y diversos tipos de alimentos procesados como es el caso de los embutidos y lácteos. 

Por su parte el sector agropecuario también incluye todas las actividades relacionadas a la siembra y cosecha de todo tipo de vegetales, lo que se conoce como agronomía, siendo uno de los sectores más importantes para la producción de alimentos, gracias a que permite la obtención de una gran variedad de productos de origen vegetal. 

Al mismo tiempo la agronomía también permite elaborar una amplia gama de productos derivados o procesados, siendo algunos de los más destacados que existen la harina, los licores, el azúcar, el aceite, el vinagre, la margarina y muchos más, por lo que este tipo de actividades resultan indispensables para la mayoría de países hoy en día. 

La agronomía también se ha convertido en una actividad sumamente importante en el continente europeo, gracias a que la economía de varios de sus países depende directamente de esta actividad, es por este motivo que la agricultura europea puede catalogarse como un sector totalmente mixto gracias a la inmensa cantidad de productos que ofrece al público. 

Tipos de cultivo en Europa 

Por su parte existen múltiples tipos de cultivo en Europa, los cuales pueden variar notablemente dependiendo del país o región específica, cabe destacar que el tipo de cultivo influye notablemente en la calidad y la cantidad de la producción, estos son algunos de los tipos de producción agrícola más habituales en Europa hoy en día. 

Monocultivo 

Este tipo de cultivo está presente en mayor medida en los países más cercanos a hacía, como es el caso de Rusia y los demás países pertenecientes anteriormente a la Unión Soviética, gracias a que estos países cuentan con grandes extensiones de terreno dedicadas únicamente a la siembra de un cultivo en específico, por lo que se conocen como monocultivos. 

Agriculturas versátiles 

Cabe destacar que otros países pertenecientes al continente europeo como es el caso de España, Alemania, Portugal o incluso Holanda se caracterizan por la producción de múltiples alimentos de origen vegetal, especialmente granos, cereales y ciertos tipos de frutas como las uvas, gracias a que las condiciones favorecen su crecimiento en gran medida. 

Al mismo tiempo este tipo de países también son capaces de generar una inmensa cantidad de hortalizas la mayor parte del año, gracias a que emplean distintos tipos de métodos como es el caso de los invernaderos, los cuales permiten mantener a los cultivos bajo ciertas condiciones específica como es el caso de una temperatura constante.

Leave a Comment